Efecto del plan Trump sobre los metales podría durar poco